2.11.05

EL ECO DE LA VIDA

Un niño y su padre, estaban caminando en las montañas.
De repente, el hijo se cae, se lastima y grita:- Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhh!

Para su sorpresa oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña:- Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhh!

Con curiosidad el niño grita: -¿Quién está ahí?.
Recibe una respuesta:- ¿Quién está ahí?.

Enojado con la respuesta, el niño grita:- Cobarde.
Y recibe de respuesta:- Cobarde.

El niño mira a su padre y le pregunta:- ¿Que sucede?
El padre, sonríe y le dice:- Hijo mío, presta atención.
Y entonces el padre grita a la montaña:- Te admiro.
Y la voz responde:- Te admiro.
De nuevo, el hombre grita:- Eres un campeón.
Y la voz le responde:- Eres un campeón.

El niño estaba asombrado, pero no entendía.
Luego, el padre le explica:- La gente lo llama eco, pero en realidad es la vida.
Te devuelve todo lo que dices o haces.


Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestra acciones.
Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor.
Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.

Si quieres una sonrisa en el alma, da una sonrisa al alma de los que conoces.
Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida.La vida te dará de regreso exactamente aquello que tu le haz dado.


Tu vida no es una coincidencia, es un reflejo de ti.
Alguien dijo: Si no te gusta lo que recibes de vuelta, revisa muy bien lo que estás dando...

Cuando leí este cuento por primera vez, sonreí...que sabia es la vida y cuánta razón tiene casi siempre...
Claro que hay injusticias que no podemos comprender...
Pero, sin duda, todos seremos más felices si damos justo aquello que nos gustaría recibir! Y ojalá de esas injusticias se encargue la vida!
Bss mil, Hada

4 Comments:

Blogger Ana de Lorien said...

Justamente estaba pensando al leerlo, eso mismo que comentas al final, no siempre tienes lo que das, de ahí que tantas veces no llene el desánimo, y otras tantas nos sintamos tontos...pero bueno, es cierto, a pesar de todo, muy en el fondo, nos queda la satisfacción de ser leales a nuestros principios y de las cosas bien hechas...

13:23  
Blogger HadaLuna said...

Claro...
:) bss!

15:15  
Anonymous ever said...

¿que sucede si en algún momento necesitamos un adelanto de lo que hemos dado?

No siempre se tienen la fuerza .. y las ganas, de seguir regalando

17:02  
Blogger HadaLuna said...

Sabes lo q yo he descubierto??? que la única recompensa q se obtiene y q nunca apreciamos, está dentro de nosotros, y es el placer de ayudar a alguien q queremos....
Si necesitas un descanso, tómatelo! te lo mereces...
Besos, Hada

17:18  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home